X

MÓVIL - MEJOR TARIFA DISPONIBLE

Mejor tarifa disponible . Tarifa flexible con wifi incluido . Acceso al bar y piscina de la 10ª planta (según temporada)
Reservar

Blog

La Sagrada Familia - El monumento más visitado de Barcelona

June 14, 2017

A principios del siglo XX, Barcelona fue el centro del movimiento arquitectónico modernista catalán. El objetivo del Modernismo catalán era promocionar la propia catalana y transformar Barcelona en una ciudad que estuviera a la par de las grandes ciudades europeas. Con formas asimétricas y una preferencia por las curvas sobre las líneas rectas, el estilo arquitectónico fue considerado bastante rebelde para el momento.

El movimiento conformó Barcelona en la ciudad que es hoy. Seis de los muchos edificios modernistas han sido declarados Patrimonio de la Humanidad por la Organización de las Naciones Unidas para la Educación, la Ciencia y la Cultura (UNESCO), lo que convierte a Barcelona en una ciudad que se disfruta más a pie.

A un paseo desde el Hotel The Gates Diagonal Barcelona, encontrará la joya de la corona de los monumentos modernistas de la ciudad, la iglesia de la Sagrada Familia. Construida por el famoso arquitecto catalán Antoni Gaudí, la Iglesia Católica Romana la ha considerado una obra maestra y una visita obligada para cualquier persona que visite Barcelona.

La construcción del templo comenzó en 1882. A pesar de la impresionante belleza en su forma actual, el monumento más visitado de Barcelona sigue en construcción. Se espera que los trabajos continúen hasta 2026. Cinco generaciones llevan visitando la Sagrada Familia año tras año para ver cómo los planos de Gaudí van tomando vida.

Antoni Gaudí trabajó casi exclusivamente en la Sagrada Familia y siguió implicado en su construcción hasta que falleció en 1926. En el momento de su muerte, la iglesia se había completado en un 15-25 %. La construcción continuó hasta 1936 cuando, debido a la Guerra Civil Española, se suspendieron temporalmente los trabajos.  

Durante la guerra, el taller de Gaudí fue incendiado por pirómanos. Sus maquetas y los planos de diseño originales se quemaron en el incendio, lo que obligó a los predecesores de Gaudí a trabajar en una versión reconstruida de los planos basándose en las notas de Gaudí y sus propias improvisaciones al reanudar la construcción.

El exterior de la iglesia presenta tres fachadas espectaculares dedicadas al nacimiento, pasión y gloria de Jesús. Una vez completada, habrá dieciocho imponentes torres: cuatro en cada lado para representar a los doce apóstoles, cuatro en el crucero que simboliza los evangelistas, una en el ábside dedicada a la Virgen María y una torre central más grande que representa a Jesús.

El interior de la iglesia es igual de impresionante. Con techos bellamente decorados y columnas ornamentadas diseñadas como si fueran árboles, no hay ninguna iglesia en el mundo como la Sagrada Familia.

Las palabras no pueden hacer justicia a la obra de Antoni Gaudí. Tiene que visitar Barcelona para apreciar verdaderamente su grandiosa belleza.